Inicio / Varios / Los beneficios de la cerveza después del deporte
La cerveza y el deporte (FOTO: ESTADIO DEPORTIVO)
La cerveza y el deporte (FOTO: ESTADIO DEPORTIVO)

Los beneficios de la cerveza después del deporte

Hemos oído que comer chocolate después de un duro entrenamiento es una gran manera de ayudar a su cuerpo a recuperarse, pero ¿beber cerveza después de entrenar es bueno?

Aunque la mayoría de los corredores están de acuerdo en que la cerveza no es exactamente un “alimento saludable”, hay buenas noticias para aquellos a los que les gusta degustar una que otra  cerveza. Y es que si, una cerveza, con moderación, puede ser una opción perfectamente aceptable para después de una carrera o en los días en los que no se entrene.

La cerveza puede servir como un rehidratador decente, ya que la mayoría de las cervezas están compuestas en 90% de agua, una pequeña cantidad de proteína, y aproximadamente un tercio de las calorías procedentes de carbohidratos.

Además, la cerveza contiene etanol, lo que significa que reduce el colesterol LDL (malo) y aumenta el colesterol HDL (bueno).

Así mismo, la fibra soluble encontrada en la cerveza, en cantidades variables, contribuye también a un perfil lipídico más atractivo.

Otros beneficios para la salud al consumir cervezas artesanas, o industriales, con moderación son:

  • Asociación con menor incidencia de cálculos biliares
  • Disminución del riesgo de diabetes tipo 2
  • Mejora la función cognitiva en los adultos mayores
  • Podría hacer sus huesos más fuertes. A lo que me referimos es a que el consumo moderado de alcohol se ha asociado con una mayor densidad mineral ósea, y si su bebida de elección es cerveza, sus huesos podrían ser aún más sólido gracias a su alto contenido de silicio.
  • Se ha asociado con un menor riesgo de cálculos renales en los hombres, en comparación con otras bebidas alcohólicas, debido a los compuestos del lúpulo, el alto contenido de agua y el efecto diurético general.
  • Es fuente de múltiples vitaminas del complejo B, como el folato, la niacina, la riboflavina, la vitamina B6, el ácido pantoténico y la vitamina B12. En general, cuanto más malta en alcohol, más concentrado es el nivel de vitaminas B.

Es importante destacar que, cuando nos referimos a consumo moderado lo que queremos decir es que lo aceptado es una cerveza de 12 onzas por día para las mujeres y dos para los hombres. Y no, no se puede abstenerse durante toda la semana con la excusa de “gastar” sus porciones durante el fin de semana.

En fin, ¿El veredicto? No recomendamos beber una cerveza después de cada milla que recorrida, pero tener una cerveza después de un ejercicio vigoroso podría no ser tan malo como se podría pensar. Un poco de moderación y una tonelada de agua podría ser la recompensa perfecta después de una sesión particularmente agotadora.

young athletes

Quizás le interese

Piercings en el deporte

Los deportistas y los piercings

Es muy común ver los tatuajes de los deportistas, lo que no es común es …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies